31-05-2023

Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

Miércoles, 31 de mayo, 2023

Algunos, ya desde niños, abrieron su corazón a la gracia del Espíritu Santo. Pero otros se resistieron mucho tiempo. Veamos el ejemplo del apasionado y mundano San Agustín. Él mismo nos cuenta cómo gastó muchos años de su vida esclavizado en muchos pecados:

«Ardía en el deseo de saciar mis bajos apetitos, y me convertí en una selva de amores oscuros… Me excedí en todo… Le concedí a la lujuria todo poder sobre mi vida y con todas mis fuerzas me entregué a ella» (Confesiones 2,1-2).

Pero a pesar de haber conocido de cerca los vicios y todo tipo de placeres, cuando abrió el corazón al amor de Dios, se lamentó de haber gastado sus energías en esas vanidades, se lamentó de no haber encontrado antes el cautivante amor divino: «¡Qué tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva!» (Confesiones 10,27).
Muchos de nosotros no hemos tenido nunca una vida muy desenfrenada, o no hemos experimentado una maravillosa liberación como Agustín. Pero todos estamos llamados a una vida mejor, más santa, más buena (Filipenses 3,12-14). Invoquemos al Espíritu Santo para poder lograrlo. Él es capaz de transformarlo todo si le damos espacio en nuestra existencia.

30-05-2023

*Los Cinco Minutos del Espíritu Santo*

Martes, 30 de mayo, 2023

Para aprender la libertad del Espíritu Santo hay que dejarse iluminar por la Palabra de Dios.

El Espíritu Santo es quien ha inspirado la Palabra de Dios. Por eso, él puede iluminarnos para comprender esa Palabra. No sólo para que alcancemos una comprensión intelectual de ella, sino para que le abramos el corazón y nos dejemos mover por su exhortación a la conversión.

Porque si el Espíritu no toca los corazones con su gracia, el solo hecho de escuchar la Palabra o de leerla, no llega a producir ningún cambio en nuestra vida. Pero si invocamos al Espíritu y nos dejamos inundar por él antes de leer la Palabra, seremos capaces de ser sinceros ante ella, aceptaremos quedar al descubierto, y así esa Palabra le hablará concretamente a la propia vida, nos hará ver claro el camino, y el Espíritu nos dará la fuerza para seguirlo. Ese es un secreto de los verdaderos cambios.

29-05-2023

*Los Cinco Minutos del Espíritu Santo*

Lunes, 29 de mayo, 2023

_»Ven Espíritu Santo, limpia mi interior de todo residuo de resentimiento y de malos recuerdos._
_Concédeme recordar el pasado con serenidad, sin rencores ni tristezas, sin angustias ni temores._
_Mi seguridad está en tu amor y en tu fuerza que me abraza._
_No permitas que me debilite y me desgaste con faltas de perdón y resquemores._
_Arranca de mi interior todo deseo de venganza._
_Muéstrame, Espíritu Santo, que la venganza termina cayendo sobre mi propia vida y matando mi alegría y mi paz._
_Ayúdame a declarar libres a esas personas que de alguna manera me hicieron sufrir._
_Que yo no necesite hacerlos sufrir para sentirme bien._
_Derrama en mi interior tu compasión, coloca en mis ojos tu mirada compasiva, para que pueda recordarlos sin rencor y sin angustia._
_Libérame Dios mío, para que pueda respirar feliz y caminar sin ataduras interiores._
_Muéstrame que hay más felicidad en dar que en recibir, y que siempre es mejor vencer el mal con el bien._
_Ven Espíritu Santo._
_Amén.»_
                      

28-05-2023

*Los Cinco Minutos del Espíritu Santo*

Domingo, 28 de mayo, 2023

El Espíritu Santo derrama en nosotros el fuego del amor, para que amar no sea una obligación, sino una necesidad, un gusto, una elección verdaderamente libre.

Cuando dejamos que el Espíritu Santo nos impulse al amor, entonces ya no somos esclavos de miles de cosas que tenemos que _cumplir_. Somos libres, porque nos brotan espontáneamente las obras que agradan al Señor.

Cuando el Espíritu nos ha transformado, la libertad cristiana es convertirse en esclavos de los demás (Gálatas 5,13), porque el Espíritu Santo nos libera de nosotros mismos para hacernos uno con el hermano y ganarlo para Cristo: _»Siendo libre, me hice esclavo de todos»_ (1 Corintios 9,19). Y así, en lugar de perderla, ganamos la más preciosa libertad, la liberación que produce el amor. Porque un corazón generoso es un corazón liberado del peor de los males: la indiferencia.

27-05-2023

*Los Cinco Minutos del Espíritu Santo*

Sábado, 27 de mayo, 2023

_»Ven Espíritu Santo. Libérame, para que no alimente la impaciencia y el desprecio hacia otras personas.  _
_Toma mi mirada para que pueda mirar a los demás como Jesús, con inmensa paciencia.  _
_Contemplo a Jesús, tan comprensivo con los pecadores, tan paciente y compasivo con las debilidades de sus discípulos, tan cercano a todos.  _
_Quiero aprender de Jesús, paciente y humilde, para encontrar descanso y alivio en mis impaciencias. _
_Bendigo a todas las personas que me molestan, que me desagradan, que me cansan, que me perturban, que me interrumpen.  _
_Las bendigo para que sean cada día más bellas y santas, para que reflejen tu amor y tu hermosura.  _
_Pasa tu mano por sus vidas para que sean felices. _
_Ven Espíritu Santo a mi vida, penetra en mi interior, acaríciame con tu divina calma.  _
_Cura las heridas de mi intimidad que me llevan a rechazar a los demás.  _
_Sana la raíz de mi intolerancia, de mis malas reacciones, y regálame el don de la paciencia. _
_Amén.»_

26-05-2023

*Los Cinco Minutos del Espíritu Santo*

Viernes, 26 de mayo, 2023

_»Cura nuestras heridas.»_

¡Cuántas heridas llevamos dentro! Grandes o pequeñas, viejas o recientes, esas heridas están allí adentro, por los recuerdos dolorosos, por las experiencias traumáticas de nuestro pasado, por nuestros fracasos, por nuestros errores, por el amor que nos negaron, por lo que no pudo ser.

Quizá con nuestra mente le quitamos importancia a esas cosas, pero nuestra afectividad sigue sufriendo por esas heridas.

El Espíritu Santo puede entrar en nuestro interior y es capaz de sanar esas heridas. Mostrémosle lo que nos duele, digámosle lo que sentimos, e imaginemos que se derrama como bálsamo que cura y cicatriza, que pasa como caricia suave que cierra las heridas con cuidado y con ternura. Él te lo está diciendo: _»Yo, yo soy el que te consuela»_ (lsaías 51, 2). _»Las colinas se moverán, pero mi amor no se apartará de tu lado»_ (lsaías 54,10). _»Yo mismo apacentaré mis ovejas…_ _Curaré a la herida y reconfortaré a la enferma»_ (Ezequiel 34,15.16).

25-05-2023

*Los Cinco Minutos del Espíritu Santo*

Jueves, 25 de mayo, 2023

_»Riega nuestra aridez_.»

El Espíritu Santo también es como una lluvia, agua que penetra la tierra seca. Somos tierra que cruje y que llora, seca y agrietada. Pero cuando llueve la gracia, nuestro desierto reverdece y se llena de flores, rebosa de vida.

Nosotros hemos regalado nuestra vida a tantas cosas de este mundo, hemos desgastado nuestras energías en tantas tonterías que nos han dejado secos por dentro, sin vida, sin amor, sin hermosura.

Invoquemos al Espíritu Santo para que se derrame como lluvia fecunda, para que haga brotar las semillas buenas que él mismo puso en nosotros.

Él lo ha prometido: _»Derramaré agua sobre el suelo sediento y torrentes sobre la tierra seca»_ (lsaías 44,3).

Pidámosle que riegue, que refresque, que renueve con sus gotas divinas, que nos devuelva la vitalidad y la energía, que resucite nuestros sueños y nuestra esperanza. Así se cumplirá la promesa del profeta Oseas:

_»Seré como rocío para Israel. Él florecerá como el lirio, y hundirá sus raíces como el Líbano. Sus ramas se desplegarán y su esplendor será como el olivo. Estará perfumado como el Líbano, volverán a sentarse a su sombra, harán crecer el trigo, florecerán como la vid»_ (Oseas 14,6-8).

24-05-2023

*Los Cinco Minutos del Espíritu Santo*

Miércoles, 24 de mayo, 2023

_»Lava nuestras manchas.»_

Imaginemos un valle lleno de basura y suciedad, atravesado por un pequeño río que baja de los cerros, donde nadie se atreve a colocar sus pies desnudos por temor a ensuciarse. Pero de pronto el río empieza a crecer, y su caudal es cada vez mayor. El río crecido, con su fuerza, arrastra todas las basuras y limpia completamente el valle. Al día siguiente, todo está en calma, y corren aguas limpias, que sirven para beber y para bañarse.

Imaginemos todas las manchas y suciedades de nuestro interior. Pensemos no sólo en nuestros pecados, sino en las inclinaciones que han dejado esos pecados; pensemos también en las tristezas y perturbaciones interiores que han quedado por nuestras malas acciones. Y roguémosle al Espíritu Santo que pase como un río caudaloso, que lave, que limpie todo, que se lleve toda suciedad y nos deje blancos, relucientes, verdaderamente liberados.

23-05-2023

*Los Cinco Minutos del Espíritu Santo*

Martes, 23 de mayo, 2023

_»Sin tu ayuda divina no hay nada en el hombre, nada que sea inocente.»_

Estas palabras parecen un poco negativas, pero lo que dicen es completamente cierto. Sin la acción del Espíritu Santo no hay nada inocente en nuestras vidas.

Es verdad que sin el Espíritu Santo podemos construir una casa, o ganar dinero, o dar un buen examen; también podemos hacer cosas que en apariencia son virtuosas, como ahorrar dinero, o evitar las drogas, etc. Pero nada de eso es en verdad santo y bello sin la acción del Espíritu Santo. Porque sin él en realidad estamos siempre buscando nuestro interés sin preocuparnos con sinceridad por el bien de los otros. Sin él tampoco nos interesa de verdad la gloria de Dios.

Nosotros podríamos decir que hay personas que no son cristianas, o que son ateas, pero que verdaderamente dan la vida por los demás. Es posible; pero si eso de verdad es sincero y generoso, es porque en ellos está actuando el Espíritu Santo.

Muchas veces él está invitándonos a hacer el bien, pero su impulso no obtiene resultados porque nosotros lo ignoramos o nos resistimos.
 
Pero si en algún momento lo dejamos actuar, y brota en nosotros un sentimiento verdadero de bondad, o una decisión realmente generosa, tenemos que darle gracias a él. Porque eso sería imposible sin su impulso, sin su invitación, sin su gracia que nos eleva.

22-05-2023

*Los Cinco Minutos del Espíritu Santo*

Lunes, 22 de mayo, 2023

_»Consolador lleno de bondad, dulce huésped del alma.»_

Es bueno repetir muchas veces estas palabras, lentamente, para que sean como gotas de paz que calmen nuestras perturbaciones.

Porque estas palabras nos ayudan a dejar de resistirnos al amor del Espíritu Santo, ya que no hay nada que temer. En lugar de traernos dificultades y preocupaciones, él viene a consolarnos, viene a ayudarnos a enfrentar todo lo que nos da miedo, viene a darnos calma en medio de las tormentas, viene a decirnos que siempre es posible empezar de nuevo.

En lugar de ser alguien que necesite hacernos daño, él sólo puede desear nuestro bien, porque es amor puro, amor sin mezcla de odios o rencores. El simplemente está lleno de bondad.

Y en lugar de ser una fuerza que viene a perturbar nuestro interior, o que viene a hacernos sentir la amargura de nuestra pequeñez, él viene a reposar en nosotros con una inmensa dulzura. Nos cuesta reconocerlo, porque nosotros le prestamos mucha atención a los sentimientos negativos que dan vueltas en nuestro interior, pero él es el dulce huésped del alma. Si pudiéramos descubrirlo, sabríamos que no hay nada más dulce que su presencia.